IGLESIA

Mi Lugar De Salvación

Es una Visión que Dios reveló al corazón de nuestros apóstoles Luis y Rosa de Martínez desde 1995.
Junto a sus tres hijos, David, Edicson y Nathalia han servido al Señor en la predicación del Evangelio, interesados en la restauración de las personas y sus familias, en la búsqueda que los Poderosos planes de Dios sean revelados a aquellos que escuchan el mensaje que Dios les ha permitido transmitir.
Durante éstos años de ministerio han logrado consolidar su propia familia como ministros del evangelio en el liderazgo, el pastoreado, la Alabanza y Adoración y la administración de los recursos del Reino para traer salvación a quienes han atendido el mensaje de su predicación.
Su ministerio tiene como fruto, decenas de preciosas familias que han sido restauradas, edificadas y consolidadas para la influencia cristiana en la sociedad y el Servicio en la Iglesia.
Hay cientos de testimonios sobre cómo el Poder de Dios se ha manifestado para reedificar los hogares que habían sido destruidos, la Palabra Profética que han ministrado ha levantado a personas que habían fracasado y que hoy gozan de una vida nueva conforme a la Palabra de Dios.
La presencia de Dios se ha manifestado sanando a los enfermos, trayendo libertad a los oprimidos, ministrando restauración a los quebrantados, trayendo gozo en medio del lamento y ganando vidas y familias para el Reino de Dios.

DEFINICIÓN:
“Somos una iglesia de amor y bendición para todas las personas y familias que atienden el mensaje de la biblia”.

VERSÍCULO LEMA:
Salmos 91:4
“Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas estarás seguro; Escudo y adarga es su verdad.”

Misión

Buscamos la presencia de Dios y su perfecta voluntad de reconciliar el Mundo con Él mediante la predicación del evangelio, para transformación de las vidas y su consolidación en la Fe Cristiana, edificándoles sobre el fundamento de la palabra de Dios.

1. INTIMIDAD CON DIOS: mantener una búsqueda continua de la presencia de Dios en adoración y oración.
2. RECONCILIACIÓN: predicar el evangelio de Jesús el Salvador.
3. TRANSFORMACIÓN: facilitar el proceso de ser humano hacia una vida nueva en cristo.
4. CONSOLIDACIÓN: consolidar y capacitar personas como miembros y Agentes de Reino en nuestra congregación.
5. EDIFICACIÓN: enseñar principios bíblicos que desarrollen el potencial del creyente.

Visión

Será una iglesia que predica el Evangelio de Cristo para la reconciliación con Dios, la restauración de familias y personas que descubrirán y desarrollarán su propósito de vida, preparados para el llamado y la segunda venida del Señor Jesucristo.

Proyectados al futuro nos vemos:

  • Buscando la presencia de Dios en intimidad y agradando su corazón.
  • Capacitando creyentes y niños aptos para el ministerio y la función social.
  • Impactando nuestro sector con casas de salvación.
  • Prosperados para bendecir y financiar la obra de Dios.
  • Extendiendo el reino de Dios y la visión a nuevos lugares.

PRINCIPIOS INSTITUCIONALES

• Creemos en la integridad. Jesús es el ejemplo perfecto de un hombre íntegro. Los cristianos están llamados a ser como Jesús. En Cristo, somos nuevas criaturas y podemos ser considerados sin mancha delante de Dios (Job 27: 4-6)

• Creemos en la presencia de Dios. Adán y Eva tuvieron comunión íntima en la presencia de Dios antes de la caída, desde ese momento, el pecado ha impedido nuestra capacidad para estar en su presencia, Pero nosotros tenemos la presencia de Dios dentro de nosotros gracias a que el Espíritu Santo habita en nosotros, y esa presencia sólo viene a través de la fe en el Señor Jesucristo. (Éxodo 33:15)

• Creemos en la UNIDAD. Todos aquellos que están “en Cristo” son miembros de este cuerpo. Están indisolublemente unidos los unos a los otros y a la Cabeza (Cristo) en el cielo, desde ahora y por la eternidad. (Juan 17:23)

• AUTORIDAD Y SUMISIÓN. Aunque hoy el pecado ha invadido el mundo, la autoridad sigue siendo el principio rector en el gobierno de Dios. (Hebreos 13:17)

• Excelencia. El servicio cristiano nace del amor genuino que se siente por el Salvador, y del amor y la preocupación por quienes Él no sólo nos da la oportunidad de ayudar, sino de guiar en la vida. El amor es más que un sentimiento; cuando amamos a los demás, deseamos ayudarlos. (2 Timoteo 2:15)

• EDUCACIÓN CRISTIANA. Nos enfocamos en el aspecto académico y eso es de esperar. Queremos demostrar nuestra capacidad de equipar a las personas con todo lo que necesitan para amar a Dios con toda su mente (2 Timoteo 3:14-15)

• PLANEACIÓN Y ESTRATÉGIA. Cuando encomendamos algo al Señor estamos diciendo que haremos las cosas de acuerdo a su instrucción porque Él es el único de quien procede la bendición, por eso al encomendarnos a Dios estamos diciendo, no como a mi me parece, o como a mi me gusta o como yo creo sino de acuerdo a como tu aconsejas en tu Palabra. (Proverbios 16:3)

• Proyección social. Cuando encomendamos algo al Señor estamos diciendo que haremos las cosas de acuerdo a su instrucción porque Él es el único de quien procede la bendición, por eso al encomendarnos a Dios estamos diciendo, no como a mi me parece, o como a mi me gusta o como yo creo sino de acuerdo a como tu aconsejas en tu Palabra. (Génesis 45:7-8)

VALORES INSTITUCIONALES

• AMOR. Cuando un individuo ama es porque reconoce su voluntad por ser sincero y por realizar sacrificios a fin de hacer feliz al ser amado, lo que implica aceptar que no siempre se puede hacer lo que genere gozo o disfrute. Por ello, amar a Dios se refiere a hacer su voluntad y fundamentar nuestros deseos y actos en sus mandamientos y palabra. (1 Corintios 13:1-3)

• Santidad. Está muy claro en las enseñanzas de las Escrituras que ningún creyente está exento o libre de pecado (1 Juan 1:8-10), pero también está claro que Dios espera que el verdadero creyente no peque deliberadamente. (Romanos 6:22)

• adoración. Hay muchas y diferentes maneras de adorar al Señor. La cuestión es estar convencidos que esa es la manera en que lo hacemos cada uno. Dios espera la adoración de cada uno. No es que mi adoración es mejor que la tuya, ni la tuya es mejor que la mía. Simplemente, es diferente. Pero la pregunta es: ¿Le estamos adorando de verdad? (Juan 4:23-24)

•servicio. Servir a Dios con todo lo que pensamos, decimos y hacemos, Que la gente pueda ver en nosotros personas diferentes, con una vida que muestre todo el tiempo el amor de Jesús. (Mateo 20:26-28)

• fe. Tener fe en Jesucristo significa confiar totalmente en Él: confiar en Su poder, inteligencia y amor infinitos, lo cual incluye creer en Sus enseñanzas; significa creer que aunque no entendamos todas las cosas, Él sí las entiende. (Hebreos 11:6)

• pasión. La palabra nos dice que debemos avivar, el fuego del don de Dios que está en nosotros, ese fuego ya vive dentro de nuestro corazón y depende de nosotros avivarlo, hacerlo crecer, hacer que arda y mueva nuestro corazón a tener pasión por Dios. (2 Timoteo 1:6-7)

• carácter cristiano. Un factor clave para llegar a ser como Jesús consiste en cultivar un carácter a tono con Dios. según la Escritura, cada creyente debe emular y que son los que nos llevan a adquirir una semejanza con Cristo. (Colosenses 3:12-17)

• creatividad. La creatividad es bíblica. De hecho, es la cuarta palabra en la Biblia: «En el principio creó Dios». En Dios se origina la creatividad. Él la concibió. (Éxodo 35:31-35)